Ultracongelación y logística de la vacuna de Pfizer para la COVID-19


Publicado en
COVID-19
.
Madrid
,
Lunes, 16 Noviembre, 2020

Casi inmediatamente después de recibir la buena noticia de la efectividad de la vacuna de Pfizer para la COVID-19, ha saltado una alarma inmediata: “Debe mantenerse a -80ºC”

 

Vacunas y Estabilidad térmica

Tampoco es una novedad que las vacunas de cualquier tipo tengan un problema de estabilidad dependiente de la temperatura. Al fin y al cabo, son elementos sutiles con actividad biológica, que se inactivan si no se mantienen en condiciones muy estrictas. De hecho, este ha sido uno de los grandes factores limitantes para la vacunación en los países en vías de desarrollo. Es una de las áreas en el que se viene investigando activamente, para conseguir vacunas estables sin necesidad de refrigeración o congelación, y permitir así el acceso a la vacunación en áreas remotas y deprimidas.

 

El problema logístico

El problema logístico, no está a nivel de fabricación, o distribución. El problema se plantea cuando, una vez las vacunas llegan al punto en el que han de ser administradas, nos vemos obligados a mantenerlas durante unos días en condiciones de conservación, mientras se procede a la vacunación de la población.

Pero esto tampoco es nuevo, lo mismo pasa con las que han de mantenerse a temperatura de refrigeración, en cualquier pequeño pueblo de nuestra geografía. La diferencia esta en que los sistemas de refrigeración de vacunas se han ido montando durante años en todos los diferentes ambulatorios y centros de salud del país. Y esto, ahora, debe hacerse en un tiempo récord. Y tampoco es un problema de coste,  que el contenido de un sistema de mantenimiento de vacunas normalmente excede, y mucho, el precio de los equipos en las que se conservan.

 

¿Serán los ultracongeladores las mascarillas del año que viene?

La pregunta no es trivial. En estos momentos cualquier estado puede decidir hacer frente al coste de montar una red de ultra congeladores “de hoy para mañana”, pero hay que preguntarse si las fabricas de los mismos darán abasto para la demanda que se prevé. La diferencia fundamental, es que una fabrica de mascarillas se monta en 3 meses, y una de ultracongeladores de -80ºC se pone en marcha en 2 años

 

La definición de la estrategia de vacunación.

El problema de disponer de suficientes ultra congeladores de -80ºC, no permite adoptar la estrategia de …” cuando tengamos las vacunas, ya veremos…”. Conviene saber de antemano, y lo antes posible, si se vacunara en los ambulatorios y centros de salud, en los centros de especialidades, en los hospitales… Porque eso puede verse el número de máquinas disponibles en el mercado, y acabar por ser un problema de disponibilidad de centros y personal que puedan llevar a cabo las tareas de vacunación.

En los últimos años, Izasa Scientific junto con nuestro socio Haier Biomedical, ha puesto en marcha una red de mas de 500 refrigeradores de vacunas en la Comunidad Autónoma de Madrid. Con mucho esfuerzo, conseguimos hacerlo en un tiempo récord, y con el soporte de Haier, que son auténticos expertos en soluciones de este tipo para grandes territorios.

En conclusión, es imprescindible anticipar la instalación de ultracongeladores que garanticen la correcta disponibilidad de las vacunas en los centros de dispensación.

 

Catálogo Conservación de Vacunas, Fármacos y Muestras

Otras noticias COVID relacionadas

ultracongeladores_coronavirus_covid_vacuna_conservacion
La tranquilidad de tener un técnico cualificado al otro lado del teléfono no tiene precio.

José Sánchez

Siempre cerca de usted
con total garantía

900 810 061